Innovación Educativa, Responsabilidad Social

Inició la convocatoria para la 10° edición de Protagonistas del Cambio UPC

Por décimo año consecutivo, la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) inicia una convocatoria nacional para identificar a los 10 nuevos ganadores de Protagonistas del Cambio, la cual estará abierta hasta el 21 de junio. De esta manera, el programa se adapta a la coyuntura y se transforma en la primera convocatoria virtual del ecosistema de emprendimiento social, marcando una vez más un hito en el país.

El programa busca jóvenes entre los 18 y 29 años que sean agentes de cambio en su comunidad a través de un emprendimiento con más de 6 meses de creación al momento de postular. Los 10 seleccionados recibirán capacitaciones y formación para potenciar los conocimientos y habilidades que debe poseer un agente de cambio.

Protagonistas del Cambio es un programa de sostenibilidad de la UPC con 10 años de trayectoria, centrado en el espíritu innovador del líder emprendedor social. Asimismo, tiene como objetivo estimular las competencias, duras y blandas, fortaleciendo y potenciando el liderazgo por medio de diversas herramientas. Por ejemplo, a través de Design Sprint, método desarrollado por Google Ventures, el cual consiste en un proceso de 5 días que trata de responder las cuestiones críticas de un negocio a través del diseño, el prototipo y el testeo con los clientes.

Otra técnica utilizada es la formación en Pitching, temática con alto reconocimiento en el ecosistema de innovación. Esta es enseñada y practicada desde el liderazgo de la incubadora de emprendimientos de la UPC: StartUPC. El objetivo es lograr que, en solo 5 minutos, los jóvenes aprendan a presentar su emprendimiento y logren convencer al jurado.

Además, como parte del programa, la dirección de Administración y Recursos Humanos de la UPC brinda a los ganadores, por intermedio sus profesores, el servicio de coaching individual a cada candidato del programa “Protagonistas del Cambio UPC 2020”, con el objetivo de consolidar su liderazgo social.

Hasta la fecha, este programa cuenta con 90 ganadores de 17 ciudades del país, quienes han trabajado con la UPC para potenciar sus emprendimientos en temas como reciclaje, educación, medio ambiente, ciencia y tecnología, adopción de mascotas, ciudadanía intercultural, entre otros.

Gracias a la mentoría y capacitación que la UPC ha brindado a estos jóvenes Protagonistas, más de 1 millón de personas a nivel nacional se han visto beneficiadas de manera directa e indirecta en diversas áreas.

Finalmente, a través de Protagonistas del Cambio, la UPC reafirma su sólido compromiso con los jóvenes, quienes son los principales promotores del desarrollo social y la transformación del país.

Los interesados en inscribirse en el programa pueden ingresar aquí: https://bit.ly/2yfZn0k

Innovación Educativa, Opinión

Opinión | Reinventarse con propósito – Javier García Blásquez L.

Algunos especialistas sostienen que solo bastan 28 días realizando constantemente una actividad para convertirla en un hábito. En este contexto, camino a la “nueva normalidad” en la cual por más de dos meses hemos ido cambiando nuestras rutinas, ¿cuántos hábitos nuevos habremos añadido?, ¿cuántos otros habremos dejado o cambiado?

Esto sucede con los distintos sectores empresariales que vienen adaptándose a estos nuevos cambios, debido a la propagación del COVID-19 en el Perú y el mundo. El cambio de comportamiento supone romper con viejos hábitos y esta es la oportunidad para instaurar mejores y nuevas dinámicas de trabajo, que permitan agregar valor en esta coyuntura.

Hoy, los emprendedores se enfrentan a un reto mayor, ya que deben reinventarse y cambiar su modelo de negocio para convivir en una nueva realidad debido a los desafíos que presenta la llegada de esta pandemia. Hace algunos años, se decía que “la empresa grande se comía a la pequeña”, luego que “la rápida a la lenta”. En la actualidad, es el negocio ágil (rápido y flexible) el que logra adaptarse y continuar en el mercado.

¿Y los emprendedores sociales cómo se verán afectados por esta coyuntura? Los jóvenes emprendedores llevan en el ADN la resiliencia, la empatia y la pasión, pues a diferencia de los emprendedores empresariales, son movilizados por un problema que buscan resolver en
la sociedad.

Entonces, ¿de qué manera podrán reinventarse sin perder el propósito? Si bien el reto es grande, hay una variable que es importante considerar: un emprendedor social es más tolerante y tiene más resistencia, sabe que de él dependen los beneficiarios de su proyecto. Si a esto le sumamos que tiene el ADN innovador -no solo la cultura “apaga incendios”, sino la apuesta sincera en la creación de valor- la posibilidad que tienen de reinventarse es mucho mayor.

En estos tiempos cambiantes, después del shock inicial, vemos cómo estos emprendedores se organizan para juntos colaborar con el Estado en aliviar el dolor social desde campañas de donación, ayuda, hasta el acompañamiento en la producción de equipos de soporte para la primera línea que lucha contra el coronavirus. Otro grupo se encuentra buscando estrategias de alianzas, preparándose para la reconstrucción. De esta manera, los emprendedores sociales, quienes ven en un problema una oportunidad, serán la línea de batalla para aliviar el dolor social que se generará en la etapa de reconstrucción.

Resiliencia, pasión e innovación son características de todo emprendedor social que están alineadas a transformar nuestra realidad en el país que queremos y nos merecemos. En esta crisis, sí hay oportunidades.

Columna publicada el día jueves, 28 de mayo del 2020 en la edición impresa del diario Publimetro.

Innovación Educativa, Responsabilidad Social

Cuando los emprendedores sociales no pueden pivotar, su misión es perseverar

Imagina un sistema de GPS, similar al que usas cuando manejas. Subes al auto, configuras una dirección de destino y el sistema te propone la mejor ruta. Si se encuentra con un obstáculo, el sistema recalcula la ruta; sin embargo, el destino sigue siendo el mismo. En el lenguaje del emprendimiento, a este cambio de ruta se le llama “pivotar” y es una de las habilidades más valiosas de los emprendedores. 

Un GPS no puede decirte a donde ir, de la misma manera que nadie puede decirte cuál es tu visión empresarial. En tal sentido, pivotar no es otra cosa que dejar atrás ideas del modelo de negocio, con el fin de cambiar de rumbo. Un emprendedor con experiencia sabe que hay momentos en que los mercados se mueven, sus clientes buscan algo distinto o sus ideas se hacen obsoletas y deben redefinirse. 

Algunos ejemplos emblemáticos serían los siguientes: Youtube inició como un servicio de online dating en el que los usuarios colgaban un video personal; Groupon, como una plataforma social, donde las personas podrían reunirse para apoyar las causas sociales y caritativas; Yelp, como un sistema automatizado para pedir recomendaciones directas a amigos. “Pivotas cuando te das cuenta de que tu idea de negocio no funciona, puede afinarse o el mercado te dice que vayas por otro lado”, explica el emprendedor Stephan Mishook. Estas tres compañías entendieron aquella lección a la perfección.  

 

Pero no todos pueden pivotar tan fácilmente

“Para los empresarios clásicos, pivotar les permite aprovechar una oportunidad de mercado y aumentar sus ingresos financieros. Es un juego de números, en un intento de maximizar sus ganancias”, explica Paula Abarca, en un artículo para See Change Magazine. La diferencia entre emprendedores tradicionales y sociales es que éstos últimos no pueden pivotar. 

Los emprendedores sociales son distintos por naturaleza, ya que han identificado un problema que afecta a la sociedad y están intentando resolverlo. Así, suelen ser asuntos demasiado específicos para saltar de un modelo de negocio a otro, porque no cambian de la forma que lo hacen los mercados. Por ello, tienen menos opciones de cambiar la ruta si encuentran un obstáculo.

 

La precisión es clave

A falta de opciones, una mayor resiliencia es necesaria. Ante la adversidad, es necesario aprender a lidiar con los obstáculos, con movimientos más precisos y sin volver necesariamente a la mesa de dibujo. Se puede refinar el producto o la estrategia, pero nunca pivotar completamente o alterar completamente la misión.

Un ejemplo de cómo los emprendimientos sociales los pueden ajustar su producto y estrategia para alcanzar el mismo objetivo, sin pivotar por completo, lo encontramos en una de las iniciativas que pasaron por la incubadora Bridge for Billions. Un emprendedor del Reino Unido quería promocionar el empleo de refugiados y solicitantes de asilo en Europa. Después de considerar un servicio de catering y entrega de alimentos administrado por los propios refugiados, identificó las enormes barreras competitivas que gigantes como Deliveroo o Just Eat ponían para ingresar a este mercado. 

“El equipo decidió entonces lanzar una cafetería dirigida por la misma población objetivo, que se alineaba perfectamente con su misión social: dar empleo a quienes más lo necesitan”, narra el artículo. De este modo, el pivote no implicó cambiar de negocio, ni preocuparse por asuntos distintos, sino afinar la misma idea con una solución creativa.

 

Alineando las ganancias con la visión social

Para un emprendedor social, lograr un impacto en el mundo real es tan importante como generar el dinero necesario para llevarlo a cabo y ampliarlo. Esta lógica, sin embargo, plantea una situación de “todo o nada” más aguda que la que existe en el emprendimiento clásico, lleno de zonas grises aprovechables para quien tenga solo una misión de aumentar sus ganancias. 

La combinación entre las estrategias de otras formas de emprendimiento y la misión sin fines de lucro de las ONG, no obstante, es lo que hace tan interesante a este modelo. Básicamente, mientras mayor sea el impacto positivo en la sociedad, mayores serán las ganancias. Y aquel es un combustible que no tiene precio.  

 

Recuerda que publicamos un artículo nuevo cada dos lunes con el hashtag #LunesdeEmprendimientoSocial. Visita el Facebook de Protagonistas del Cambio UPC y cuéntanos tus experiencias. ¡Hasta la próxima!

Innovación Educativa, Responsabilidad Social

¿Puede el Emprendimiento Social crear un mundo sin pobreza?

Ni el sistema capitalista, ni los gobiernos, ni las ONG pueden, por sí solos, eliminar la pobreza en el mundo. Es una de las conclusiones a las que llega el artículo titulado “Creando un mundo sin pobreza: las empresas sociales y el futuro del Capitalismo”, escrito por Muhammad Yunus, pionero del emprendimiento social -fundador y director del Grameen Bank y Premio Nobel de la Paz en 2006-, para la revista Global Urban Development. 

En su artículo, publicado en 2008, Yunus hace una crítica del sistema capitalista y los diversos tipos de instituciones que existen en él, en particular tras la caída del bloque soviético en 1991 y dentro del contexto que Francis Fukuyama llamó “El Fin de la Historia”, en el que los mercados libres y la globalización tomaron fuerza. Para el momento en que Yunus escribía este texto existía ya una gran desilusión con un sistema económico en el que 94% de la riqueza era acaparada por el 40% de la población y la mitad del mundo vivía con 2 dólares al día o menos. Hoy en día las cifras son, en algunos casos alentadoras y en otros más dramáticas. 

 

Las contradicciones del Capitalismo 

Para Yunus, el Capitalismo Globalizado tiene dos problemas centrales. El comercio global, dice, es como una autopista de cientos de carriles, donde no hay semáforos, signos de tránsito ni policía. Los vehículos más grandes tienden a acaparar la ruta y manejar sin cuidado, echando a los más pequeños de la autopista y atropellando a los peatones. Los mercados son excelentes creadores de riqueza y oportunidades, pero pueden ser destructivos si no están regulados.

El segundo problema está ligado al primero. El sistema capitalista actual reduce a las personas a una sola dimensión: la de seres egoístas que buscan la ganancia máxima en cualquier situación. Este es un «fracaso de conceptualización» en el intento de capturar la esencia del ser humano. Las personas somos multidimensionales y se puede tener deseo de crecer económicamente y hacer filantropía a la vez. 

 

¿Y quién podrá defendernos?

En su análisis, Yunus llega a diversas conclusiones: los mercados no están diseñados para resolver los problemas sociales sino para generar riqueza para sus inversionistas; los gobiernos, tienen una misión social, pero tienden a ser burocráticos, rígidos y susceptibles de corrupción (una consecuencia de su tamaño y de la complejidad de las personas que lo conforman); las ONG, beneficencias y afines dependen de donaciones, sus recursos son limitados y sus diversas causas entran en competencia por atraer fondos; y la Responsabilidad Social Corporativa siempre va a responder a un intento por mantener una buena imagen y verá el trabajo social como una forma más de crear utilidades para sus accionistas. 

El economista hace hincapié en el rol de los organismos multilaterales como el Banco Mundial, por ejemplo. Explica que esta institución es tan rígida y burocrática como los gobiernos y sufre de un problema estructural: el dinero que presta viene acompañado de directivas que el país debe cumplir para desarrollarse, sin tomar en cuenta su realidad particular. Si el país no se desarrolla, es su culpa por no saber adaptarse; no del Banco. Una diferencia sustancial, afirma, con Grameen Bank, donde las ideas de desarrollo las pone el prestatario y sus problemas para pagar son compartidos por el banco.

 

Una vía alternativa

El emprendimiento social usa las herramientas de los mercados libres, tiene la flexibilidad de los negocios lucrativos, la visión social de las ONG y tiene como propósito abordar problemas sociales locales. La suma de emprendimientos sociales a nivel local puede ayudar a resolver problemas globales. 

La diferencia entre una empresa tradicional y un emprendimiento social es que los inversionistas saben que con la segunda no habrá utilidades anuales, sólo recuperarán la inversión inicial: el resto se reinvierte y se usa para la misión social de la empresa. El secreto, según Yunus, está en completar la visión reducida que tiene el capitalismo sobre el ser humano y vernos como un todo de diversas dimensiones, que busca el lucro, pero también ayuda a sus pares a salir adelante. 

El modelo ha demostrado que puede funcionar. Gracias en parte a Grameen Bank, Bangladesh es de los países que logró mantenerse en la vía de los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidades, de reducción de la pobreza a la mitad hacia 2015. Hoy en día, las nuevas generaciones de empresarios tienen una visión social como parte de su forma de ser. Muchos de ellos se están convirtiendo en emprendedores sociales, combinando la visión empresarial que les permite mantener el esfuerzo a flote, junto con una visión social y sostenible del mundo. 

 

Recuerda que puedes seguirnos en los #LunesdeEmprendimientoSocial de Protagonistas del Cambio UPC a través de Facebook y haz crecer tus proyectos. ¡Hasta la próxima!

Fuente del artículo: Creating a World Without Poverty: Social Business and the Future of Capitalism – Muhammad Yunus. Global Urban Development, Volume 4 Issue 2 November 2008.

Responsabilidad Social

Del asistencialismo a las métricas sociales: ¿cómo ha evolucionado el emprendimiento social?

En Líbano, la cadena de gimnasios SheFighter trabaja con mujeres en defensa personal; en Cataluña, España, el fundo L’olivera emplea a personas con discapacidad intelectual en la producción de vinos y aceite de oliva; y en La Libertad, Perú, el voluntariado juvenil Donando Sonrisas (alumni PDC 2019) enfoca su labor en educación, inclusión social y participación ciudadana. Todos ellos son emprendimientos sociales, es decir, empresas cuyo propósito es enfrentar algunos de los problemas que aquejan a la sociedad con el fin de transformarlos. 

La receta del emprendimiento social exitoso

Un emprendimiento social es una empresa, en la que si bien la rentabilidad es el ingrediente que permitirá escalar y generar más impacto, el enfoque prioritario se centra en la resolución de un problema concreto de la sociedad en donde se establece.

Su característica fundamental es la finalidad ética y social por encima de todo. Para ello, debe captar la atención de los consumidores para que perciban este compromiso y lo hagan parte importante sus decisiones de consumo, así como aplicar la innovación para llevar a cabo soluciones ingeniosas e ideas frescas, sobre todo cuando se trata de enfrentar problemas estructurales como, por ejemplo, discriminación, pobreza o hambre.

Este enfoque, sin embargo, es nuevo. La historia de los emprendimientos sociales tiene unos doscientos años desde sus inicios, pero el camino ha sido largo y lleno de ensayos y errores. El desarrollo de este modelo de emprendimiento es fascinante y se remonta a los inicios de la era industrial.

¿Siempre ha sido así?

La economía social de la segunda mitad del siglo XIX se refiere a relaciones de producción y distribución organizadas por el principio de solidaridad. Muchas empresas, sociedades y organizaciones que trabajan por los derechos del niño o el empoderamiento de las mujeres, por citar dos ejemplos, tienen sus orígenes en esta etapa. 

Pero no es si hasta los años 1980 que el primer germen de emprendimiento social contemporáneo aparece en Estados Unidos. En 1983, American Express prometió donar una parte de sus ganancias al fondo de restauración de la Estatua de la Libertad por cada nueva cuenta y cada compra realizada con su tarjeta. Esta tendencia, conocida como cause-related marketing, responde a que algunas empresas se percataron de que sus clientes se preocupaban por problemas específicos. Los resultados fueron impresionantes: American Express levantó US$ 1.7 millones.

Sin embargo, se ha criticado a las empresas por aprovecharse de problemas sociales con el fin de ganar dinero. Esto último ha generado cada vez más controversia, en particular cuando algunas de ellas parecen estar más centradas en el «marketing» que en la «causa». 

Los pioneros 

En este contexto, dos personajes pioneros del emprendimiento social merecen una mención especial por haber sentado las bases, tanto de esta forma de emprender, como de las personas a las que se dirigen los esfuerzos y la definición actual de los límites entre una empresa y un emprendimiento social. 

A Bill Drayton, se le atribuye la acuñación del término “emprendedor social” para referirse a las personas que, de manera innovadora, resuelven problemas importantes en la sociedad. En 1980 fundó Ashoka: Innovators For The Public, ONG que trabaja para compartir la sabiduría de más de 3,000 emprendedores sociales con una audiencia global.

Mientras tanto en Bangladesh, el economista y Premio Nobel de la Paz de 2006 Muhammad Yunus fundaba, en 1983, el Banco Grameen, institución que inició su labor con mujeres de bajos recursos. Su modelo estaba basado en el sistema de microcréditos que desarrolló en los años 70. Su iniciativa cambió, desde entonces, el panorama de los emprendimientos sociales.

En el siglo XXI la saturación excesiva de campañas sociales por parte de empresas privadas abrieron la puerta a jóvenes profesionales verdaderamente interesados ​​en la responsabilidad social. Estos jóvenes emprendedores sientan las bases de su empresa o causa social y usan estrategias comerciales e innovación para avanzar hacia la meta. Así, las misiones comerciales y sociales se ejecutan en conjunto y el componente social es una de las métricas fundamentales de éxito de la organización.

Para mantenerte informado sobre el emprendimiento social, permanece atento a nuestros artículos en Protagonistas del Cambio UPC.

 

Comité consultivo de Protagonistas del Cambio 2020
Responsabilidad Social, Universidad

Protagonistas del Cambio UPC se prepara para su décima edición

El día de hoy, se realizó la primera reunión para el lanzamiento del programa Protagonistas del Cambio por sus 10 años con la participación del Comité Consultivo y líderes del emprendimiento social.

Se dio a conocer un poco más sobre la historia, logros y la ruta de Protagonistas del Cambio para poder captar a más jóvenes que se involucren con el emprendimiento social para este 2020, y para presentar al comité consultivo entre ellos. Asimismo, en la reunión se mostraron los avances y desarrollo de los PDC anteriores, su visibilidad en el mundo empresarial-social. Por último, se lanzó la propuesta para este 2020 con el Spin Off “Prota Tech UPC” para recibir sus recomendaciones y feedbacks.

Agradecemos la participación del Comité Consultivo conformado por:

  1. Mónica Ramos (Resto Zero)
  2. Boris Gamarra (Recidar)
  3. Daniella Raffo (Aporta)
  4. Ester Xicota (Moda Sostenible)
  5. Sandra Araujo (Bicentenario)
  6. Giovanna Roque (Voluntaria)
  7. Rosemary Fernández (SENAJU)
  8. Judith Huamani (MakeSense)
  9. Luana Sprinckmoller (Conocimentor)
  10. Luis Barboza (Westin)
  11. Jaime Ulloa (Osmia)
  12. Clarissa Vitoro (UNI)
  13. Ronald Barzola (Hult Prize)
  14. Alejandra Hermoza (Municipalidad de Lima)

 

Responsabilidad Social

Donando Sonrisas, voluntariado juvenil que potencia a los agentes de cambio locales

Ximena Trelles es una de los diez ganadores de la 9.ª edición de Protagonistas del Cambio UPC, con Donando Sonrisas, emprendimiento que promueve el voluntariado juvenil mediante iniciativas que fomentan la educación, inclusión social y participación ciudadana de potenciales agentes de cambio locales.

Donando Sonrisas inicio como programa social con 19 voluntarios, un 21 de julio de 2014, con una actividad de fomento de la educación inclusiva para el Programa de Intervención Temprana (PRITE) del Hospital Regional Docente de Trujillo. Luego, en octubre de 2015, crearon un programa hospitalario cuando ya contaban con aproximadamente 60 voluntarios.

Uno de los principales pilares de Donando Sonrisas es promover el voluntariado juvenil como medio de acción para mitigar los efectos de la desigualdad social. Así mismo, buscan generar valor social a través de la defensa y protección de los niños, jóvenes y personas de la tercera edad. Actualmente, tienen 200 voluntarios con quienes trabajan semanalmente en los dos programas previamente mencionados:

  • Programa social: Fomentan la educación y la disminución de brechas sociales a través de sus actividades, lque van dirigidas a niños, adolescentes y adultos mayores.
  • Proyecto hospitalario: Mediante un trabajo en conjunto con el personal médico y administrativo, mejoran la calidad de vida de los pacientes del Hospital de Alta Complejidad Virgen de La Puerta, a través de técnicas artísticas, manuales y soporte emocional. Proveen de shows artísticos y proyectos de RSE a empresas trujillanas. Las ganancias obtenidas permiten la sostenibilidad de la organización.

En lo que respecta al emprendimiento social, en el último año, firmaron un convenio institucional con el Hospital de Alta Complejidad Virgen de La Puerta, incluyéndolos en el Círculo de Humanización de EsSalud Trujillo e iniciaron el Proyecto Educativo Clementina en La Esperanza, uno de los distritos más inseguros de la provincia de Trujillo. También, hicieron una alianza con Kuepa para que sus voluntarios participen del programa Creando tu Futuro, impartido junto a la Fundación Citi y Global Fairness. Así también, firmaron contrato con una de las agroindustriales más grandes de la región para trabajar con ellos en el ámbito artístico de sus programas de responsabilidad social. Finalmente, están desarrollando un proyecto de mejora de clima laboral en el Hospital de Alta Complejidad Virgen de La Puerta y están replicando poco a poco las actividades que hace Donando Sonrisas en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Donando Sonrisas, al 2022, tiene como objetivo seguir impactando en la vida de los jóvenes trujillanos y, a través de ellos, impulsar más proyectos socioambientales para aplicarlos en diversos puntos de la región La Libertad. De esta manera, continuarán formando a agentes de cambio comprometidos con el desarrollo sostenible de la región. También, se suman a la contribución por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidades, en los temas de “Salud y bienestar”, “Educación de calidad”, “Igualdad de género”, “Trabajo decente y crecimiento económico”, “Reducción de las desigualdades”, “Ciudades y comunidades sostenibles”, “Paz, justicia, e instituciones sólidas” y “Alianzas para lograr los objetivos”

Desde la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), felicitamos la importante labor que cumple Ximena

como agente de cambio social en su localidad. ¡Bienvenida a la familia PDC!

Si quieres saber más de Donando Sonrisas, te invitamos a visitar sus redes sociales.

FB: https://www.facebook.com/DonandoSonrisasOficial/?epa=SEARCH_BOX

Responsabilidad Social, Universidad

Donante Pendiente, plataforma que conecta a donantes de sangre con pacientes

Camila Cantuarias es una de los diez ganadores de la 9.ª edición de Protagonistas del Cambio UPC, con Donante Pendiente, asociación civil sin fines de lucro, que busca identificar potenciales donantes de sangre y plaquetas en beneficio de pacientes en estado grave y de bajos recursos.

Donante Pendiente se fundó en el año 2014, la primera actividad que realizaron fue en el Hospital de Neoplásicas realizando trabajos que constaban en preguntar persona por persona en el banco de sangre si necesitaban donantes de sangre o plaquetas, pues nuestro país es el último en Latinoamérica en donaciones voluntarias de sangre, por ello uno de los principales propósitos de la organización es darle la voz a los olvidados por el sistema y la sociedad.

Además, su compromiso está con quienes los necesitan para salvar sus vidas. Es por ello que utilizando las redes sociales se disponen a compartir las necesidades e historias de quienes recurren a ellos para buscar donantes voluntarios, realizando campañas masivas y evaluando a cada voluntario para validar que cumplen con cada requisito para la donación. El siguiente paso es darle a los donantes una experiencia agradable, es por eso que los acompañan durante el proceso y cubren los traslados de ser necesario.

En la actualidad, tienen una base de datos de donantes y han beneficiado a más de 2,000 personas en 2018.

Los logros obtenidos por Donante Pendiente y Camila hasta la fecha son:

  • Publicación de un libro titulado “Los Niños del Séptimo Piso”, para generar conciencia sobre la precaria situación de la donación de sangre y plaquetas en niños con cáncer en nuestro país. Este libro fue elegido uno de los mejores del 2018 por el crítico literario Jose Carlos Yrigoyen de El Comercio.
  • Desarrollo de alianzas estratégicas con hospitales, como el Instituto Nacional del Niño en San Borja, y campañas de donación de sangre que han sido un éxito.
  • Obtención de 100 unidades de sangre para un caso específico en un solo día.

Donante Pendiente, tiene como metas a futuro expandir su base de datos de donantes voluntarios y realizar más campañas de concientización -como la página (https://www.facebook.com/ninosseptimopiso/)- y campañas de donación de sangre en diferentes hospitales también en provincia. Ellos, se suman a la contribución por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidades, en los temas de “Salud y bienestar”.

Desde la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), felicitamos la importante labor que cumple Camila como agente de cambio social en su localidad. ¡Bienvenida a la familia PDC!

Si quieres saber más de Donante Pendiente, te invitamos a visitar sus redes sociales.

FB: https://www.facebook.com/DonantePendiente/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responsabilidad Social, Universidad

PachApp, plataforma que conecta a empresas socialmente responsables con recicladores formales

Samuel Sotomayor es uno de los diez ganadores de la 9.ª edición de Protagonistas del Cambio UPC, con PachApp, plataforma digital que contribuye con el cuidado del medio ambiente e innova en las prácticas del reciclaje, brindando información sobre rutas de empresas que donan residuos reciclados, evitando que los recicladores trabajen en condiciones insalubres y permitiendo observar los trayectos recorridos por este.

PachApp surge en setiembre de 2018, cuando Samuel y su equipo empezaron a investigar sobre la labor de los recicladores en la ciudad de Ica y sobre la inadecuada disposición de los residuos sólidos. Ambos temas son problemáticas críticas en las ciudades a nivel nacional. Ahondaron en las dificultades del día a día de los recicladores, quienes están expuestos a condiciones insalubres, largas horas de trabajo, estigma social por la labor que realizan y un salario mensual que los mantiene por debajo de la línea de pobreza. Es así que se contactaron con diversas asociaciones de recicladores y realizaron visitas a algunas empresas en la ciudad de Ica para conocer más sobre su proceso de segregación y disposición de residuos sólidos, las limitaciones que tenían o la inacción frente a las problemáticas mencionadas.

Con esta información, se crea PachApp, que innova en las prácticas del reciclaje a través del uso de una plataforma digital para el cuidado del medio ambiente, conectando a empresas que buscan donar sus residuos sólidos reaprovechables con recicladores formales. La aplicación permite que los recicladores conozcan las rutas de empresas con las que pueden trabajar y, a su vez, las empresas pueden conocer los trayectos de los recicladores. De este modo, este grupo mejora su calidad de vida, evitando que deban hurgar en los basureros y reduciendo sus horas de trabajo. Más allá de esto, las empresas miembro aseguran una adecuada disposición de los residuos sólidos. Además, la aplicación permite conectar a emprendimientos sociales que tienen como base el reciclaje, pudiendo solicitar el tipo de residuo que sean adquirir. Actualmente, PachApp capacita al personal de las empresas participantes en segregación de los residuos y la implementación de basureros segregadores.

PachApp se diferencia del resto al fomentar el reciclaje y la responsabilidad social en las empresas locales, quienes reciben publicidad verde, lo que otorga un diferencial valorado por los clientes, contribuyendo con la economía circular de las empresas. En los primeros 30 días trabajados se reciclaron más de 1,700 kg de residuos, reduciendo el tiempo de recolección de residuos para los recicladores en 80% (180 kg que antes eran obtenidos en 56 horas, ahora se podían obtener en 11 horas). Al día de hoy, han logrado incrementar hasta en 50% los ingresos del reciclador. También, trabajan con asociaciones de recicladores y con empresas, reciclando de manera continua, capacitando a miles de personas y salvando más de 100,000 kg de residuos para el reciclaje en apenas 9 meses desde que iniciaron sus operaciones.

Los logros obtenidos por PachApp y Samuel hasta la fecha son:

  • Premiación en la Feria Sostenible de la Región Ica 2019.
  • Aceptación de aceleradora Wayra para respaldar PachApp en la postulación a StartUp Perú 2019.
  • Ganadores del concurso de Open Future de Telefónica 2018.
  • Más de 1,700 kg de residuos reciclados en 30 días trabajados, con 20 empresas asociadas y superando a emprendimientos similares.

PachApp, busca estar presente en más de cuatro regiones del país, llevando su estándar diferencial para las empresas, mejorando la calidad de vida de más de 2,000 recicladores y cuidando el medio ambiente  al incrementar la tasa de reciclaje en el Perú. Así, buscan cooperar con distintos emprendimientos sociales que tienen como base el reciclaje para el desarrollo de sus productos, facilitando la adquisición de estos materiales a un menor costo, mejorando el ecosistema del reciclaje. Se suman a la contribución por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidades, en los temas de “Trabajo decente y crecimiento económico”, “Reducción de las desigualdades”, “Ciudades y comunidades sostenibles” y “Acción por el clima”.

Desde la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), felicitamos la importante labor que cumple Samuel como agente de cambio social en su localidad. ¡Bienvenida a la familia PDC!

Si quieres saber más de PachApp, te invitamos a visitar sus redes sociales.

FB: https://www.facebook.com/pachapp.pe/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responsabilidad Social, Universidad

Comparte Perú, voluntarios enfocados en mejorar la comprensión del lenguaje en escuelas públicas

Frank Salcedo es uno de los diez ganadores de la 9.ª edición de Protagonistas del Cambio UPC, con Comparte Perú, organización de jóvenes voluntarios que contribuyen con la reforma de la calidad de la comunicación integral, el uso de lenguaje y la comprensión lectora en niños y adolescentes de escuelas públicas en zonas vulnerables.

Comparte Perú fue creado en agosto de 2016, consolidando una organización de jóvenes voluntarios empáticos y solidarios comprometidos con el desarrollo de la educación en el país. Ellos buscan reforzar la educación básica regular y el desarrollo del talento de niños y adolescentes de zonas vulnerables en edad escolar, así como potenciar su talento a través de talleres multidisciplinarios. El foco de su trabajo está en el refuerzo de la comunicación integral, el uso adecuado del lenguaje y la comprensión lectora.

Por esto, llevan a cabo programas de voluntariado y talleres basados en las capacidades de los héroes voluntarios a través del programa “Comparte en tu Cole”. Además, están enfocados en cerrar el círculo virtuoso del voluntariado, trabajando con padres de familia a través del programa “Núcleos de Familia en Formación”, que busca desarrollar la comunicación asertiva entre padres e hijos y enseñarles técnicas de relajación y superación. Por otro lado, este año lanzaron el programa de voluntariado hospitalario “Juega y Sana”, en el que visitarán a niños hospitalizados para desarrollar actividades lúdicas con los pacientes.

Durante los últimos meses han redefinido su cultura organizacional y han transformado la misión y visión de la organización. También han dado forma al programa de “Formación de Líderes Voluntarios”, que capacitará a los líderes de las actividades planteadas por la organización, que tienen trato directo con el voluntario. Asimismo, revisaron sus indicadores de medición de impacto y participaron en la inauguración de una casa de estudios para invitar a potenciales voluntarios a sus actividades.

Los logros obtenidos por Comparte Perú y Frank hasta la fecha son:

  • 9 programas de voluntariado desarrollados.
  • Reconocimiento en el concurso “Ideas Voluntarias” de Credicorp entre 2016 y 2018.
  • 48% de los estudiantes matriculados en Comparte en tu Cole mejoraron su rendimiento en los temas desarrollados en el programa.
  • 270 estudiantes beneficiados en 2018.
  • 56 voluntarios al cierre de 2019.
  • Más de 2,464 horas de trabajo voluntario.
  • Satisfacción de los voluntarios es de aproximadamente 90%.

Comparte Perú busca consolidarse como un referente del voluntariado juvenil y profesional, con más de 350 miembros en total y habiendo beneficiado más de 2,500 personas entre niños, niñas, adolescentes y padres de familia. También, apuntan a mantener e incrementar su presencia en colegios públicos y privados, así como hospitales. Esperan que, de la mano con la empresa privada, puedan expandirse a nuevas zonas aparte de Lima, con propuestas de voluntariado adaptadas al contexto. Comparte Perú contribuye con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidades, en los temas de “Salud y bienestar” y “Educación de calidad”.

Desde la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), felicitamos la importante labor que cumple Frank como agente de cambio social en su localidad. ¡Bienvenido a la familia PDC!

Si quieres saber más de Comparte Perú, te invitamos a visitar sus redes sociales.

FB: https://www.facebook.com/compartepe/

El pase de diapositivas requiere JavaScript.